El dinero y los órdenes de la abundancia

Los órdenes de la abundancia, son entendimientos provenientes de los órdenes del amor de Bert Hellinger, que llevan a la persona a estar alineada con la abundancia económica en paz con los demás aspectos de su vida, como lo son la salud y el amor. Estos órdenes son:

  • Asentir a todo como es y agradecer por ello, aunque existan personas y situaciones difíciles. Recomiendo no esperar a que la gratitud “nazca” para expresarla, a veces es necesario empezar diciendo en voz alta “gracias” para hacer crecer la semilla de la gratitud. Cómo dijo un filósofo japonés llamado Mokiti Okada, “no existen desgracias, solo gracias”, así que está bueno concretar la gratitud aunque no hayamos entendido el propósito de esa situación o persona difícil en nuestras vidas. Es importante dejar de sentirse ofendido y para darse cuenta que perdonaste de verdad, debes llegar a agradecer por lo vivido.
  • En el equilibrio del tomar y el dar, comenzamos tomando la vida que nos regalaron nuestros padres, tal como es, al precio que a ellos les costó y al precio que a nosotros nos cuesta. Este regalo es algo tan grande que los hijos, nunca podremos devolver, en cambio, podemos agradecer y hacer algo bueno con ella, también podemos tener un hijo y trabajar por la comunidad. El equilibrio también se puede observar en nuestro intercambio con el todo, considerando pensamiento, sentimiento y acción, a más acciones altruistas por los demás, más altruista será el universo con nosotros.
  • Tomar a los padres, tal como son, con lo bueno y lo difícil, te llevará a contactar con el éxito y el dinero, además de promover en ti la realización profesional. En la madre, durante el embarazo, nos desarrollamos en un ambiente de abundancia, que veces no somos capaces de aprovechar. Cuando hacemos este movimiento de tomar a la madre, permitimos que la abundancia fluya a través de nosotros. En este caso, el padre toma un segundo lugar, estando al servicio de la vida.

Además de estos órdenes de la abundancia, muchas veces adquirimos deudas como una forma de pagar un daño provocado en el sistema familiar al que somos leales consciente o inconscientemente. Preferimos llevar esta carga para que se le aliviane el trabajo al familiar al que somos leales, pero es inefectivo, ya que cada persona debe hacerse cargo de sus propias situaciones. También puedes ver este artículo  “Cómo sanar tu relación con el dinero en 5 pasos prácticos” .

También es cierto que el dinero, símbolo de vida, necesita ser aceptado y respetado, puedes observar cuánto maldices al dinero y en realidad, estás hablando de quienes lo usan egoístamente y eso es un asunto aparte. Así que deja de llamarlo como: lucas, morlacos, piticlines, chauchas, gabrielas, “sucio dinero”, etc. y llámalos por lo que son: billetes y monedas, así estarás respetando lo que es. Además de tratar al dinero con respeto, este precisa ser gastado, al menos en parte, en acciones altruistas como: bomberos, cruz roja, Greenpeace u otra acción social.

Muchas veces en estas experiencias sistémicas de Constelaciones Familiares y Organizacionales, aparece algo de nosotros que no veíamos, y ahora que se hace consciente, tiene “color” y “forma”, haciendo que la persona logre desenvolverse de mejor manera ante una situación limitante.

Atrévete a constelar tu situación y ver las aguas por dónde estás navegando, el ubicarse mejor con una herramienta más profunda, ayuda enormemente a llegar a buen puerto. Esperamos tu comentario más abajo y contacto por Whatsapp.

WhatsApp con 1 clic
2018-10-17T09:22:58+00:00