Fuí a ver la película COCO, y es una muy bonita experiencia al estilo Disney. Me recordó mucho al primer orden del amor planteado por Bert Hellinger: la Pertenencia, que habla sobre el derecho de todos los miembros de un sistema, a ser parte del mismo. Este derecho a pertenecer, es igual para todos los miembros, bonitos y feos, de izquierda y derecha, moros y cristianos. Resulta que todos somos parte de la humanidad, con una partícula divina en el interior, que algunos llaman alma.

Es muy bonito ver cómo se muestra en COCO la importancia que adquiere un excluido en el sistema familiar. Cuando se habla de “incluir” al miembro excluido, se trata de comenzar a ver y darle un lugar a lo que se olvidó. El incluir a ese miembro rechazado, hace que algo se ordene en el corazón de todos los demás miembros. Somos uno, somos parte del todo.

¿Cuándo se podría dar esta situación en tu familia?

Cuando un miembro comete algo deshonorable para su sistema y es desplazado por este. Estos actos deshonorables pueden ser: haber cometido estafas, cuando una pareja tiene un hijo y el padre se va, el padre se dedica a ser ladrón, asesinatos, abusos sexuales, entre otros, dependiendo de cada sistema familiar. También se producen exclusiones cuando ocurren abortos, no por el aborto en sí, si no, porque puede llegar a ser tan difícil que los padres tratan de hacer como que el hecho nunca ocurrió, pero el sistema considera la existencia de un hijo, en la mayoría de los casos.

Al igual que en COCO, en las familias aparece un buscador (sí estás leyendo esto, probablemente seas tú) que comienza a actuar para resolver las dinámicas ocultas que naturalmente se tienden a desarrollar en un sistema, esto parece un trabajo imposible, sin embargo, el trabajo de este “buscador” está reforzado en los sistemas familiares y organizacionales, porque cuando a una persona le aparece una inquietud por una sanación sistémica, es porque el sistema familiar está buscando su auto equilibrio y escoge a su buscador.

En Constelaciones Familiares se puede trabajar una situación de “exclusión” promoviendo la inclusión interna del consultante, eso actúa a todo el sistema y todos se ven beneficiados de este ordenamiento.

¿Te acordaste de algún excluido en tu familia? Piensa en esta persona y obsérvala, coméntanos qué te pasa cuando lo haces. Consúltanos por WhatsApp para ver cómo puedes integrar el orden en tu sistema familiar y avanzar hacia la buena vida.

WhatsApp con 1 clic
2018-03-23T16:14:47+00:00