5 ejemplos de como tus problemas afectan a tus hijos

Cuando tienes un hijo, este nace necesitando pertenecer al sistema familiar, aprendiendo tu idioma, tus creencias y buscando ser un “buen hijo”. Ser un “buen hijo” es una intención con amor del niño hacia sus padres, sin embargo, esto lo lleva a repetir historias familiares, contraer enfermedades, compartir adicciones o relaciones tóxicas por lealtad inconsciente. Se ve en los hijos, especialmente menores de edad, que por un amor ciego hacia los padres y una intención inmadura de querer salvarlos, llevan sus cargas por ellos. Estas cargas ajenas se pueden manifestar en enfermedades físicas y psicológicas, adicciones, relaciones tormentosas y problemas con el estudio. Siempre en una situación dada, existe un tomar y un dar, por lo tanto, si tu hijo toma tus problemas, es porque tú no te estás haciendo cargo de ellos y tú en tu inconsciencia y comodidad, prefieres que tu hijo se haga cargo por ti. ¿Esto significa que eres mala persona? Claro que no, estos desórdenes se producen mayormente de manera inconsciente.

5 caminos que te recomiendan las Constelaciones Familiares para ordenar la relación con los hijos.

  • Toma tu lugar de hijo Antes de ser padre, en primer lugar fuiste hijo, y si ese lugar no está sanado, no tendrás un corazón disponible para ser pareja y menos para ser padre.
  • Hazte cargo de lo tuyo Hay padres que usan a sus hijos para mandar recados a la pareja o los instan a hacer algo que ellos no se atreven a decir o hacer y se escudan con los hijos. Tú eres el protagonista de tu vida, tómala y muévete por estar mejor.
  • Deja de usar a tu hijo como confidente o compañero Sin querer estás poniendo a tu hijo como un amigo o pareja. En definitiva él gana un amigo y pierde un padre.
  • Tus hijos no son moneda de cambio Si tienes problemas con tu pareja, resuélvelos sin incluir a los hijos.
  • El amor del hijo alcanza para todos En la medida que les pidas “exclusividad” de amor a tu hijo, estarás creando un conflicto de lealtades y posibles situaciones difíciles como bulimia.

Muchas veces pasan situaciones difíciles con los hijos y después de intentar salir adelante con varios métodos, no se avanza. Si tienes dudas respecto a lo que pasa en tu familia, quizás por una separación, enfermedades, cesantía u otro motivo y estás en un constante stress, te invito a que veamos tu situación con un lente sistémico que te dará las herramientas necesarias para posicionarte desde un lugar de fuerza y empuje. Las Constelaciones Familiares y Organizacionales generan insights en la persona, en donde internaliza una comprensión que lo lleva a tener cambios de conducta respecto a sí mismo y a los demás.

Esto es poderoso, ya que es más importante la realidad percibida que la realidad efectiva o lo que realmente pasa. No se trata de no ver la realidad, si no en cambio, comprender que una situación depende 10% de nuestro exterior y un 90% de nosotros mismos.

Si deseas sanar la relación con tus hijos, pide una sesión individual o mira el calendario de actividades. ¡Puedes sanar esa relación hoy!

Suscríbete a mi boletín y accede a contenido exclusivo, descuentos y más!